Practiquemos la prudencia al conducir

Son comunes las quejas de los residentes de Cranston por las violaciones  de conductores desaprensivos que, sin importar las consecuencias, transitan a alta velocidad por sus vecindarios, haciendo caso omiso a las señales tránsito de Pare (STOP) en las intersecciones. La seguridad de los niños, jóvenes y personas mayores que residen en estos vecindarios está en juego, por lo que patrulleros de la policía de Cranston, ahora más que nunca, y a propósito del inicio del año escolar, se mantienen vigilantes en cualquier esquina para persuadir a estos conductores  temerarios  que ponen en riesgo sus vidas y las de los demás. Hoy, practiquemos la prudencia y el respeto. (Foto Acontecer Latino)

Registrate totalmente gratis y recibe noticias en tu correo electronico. (No Spam)