ACONTECER LATINO

Monday, Aug 21st

Ultima actualizacion:02:28:54 AM GMT

Estas en: Locales > Noticias > Autoridades ratifican compromiso con seguridad durante festivales

Autoridades ratifican compromiso con seguridad durante festivales

Imprimir PDF

l

PROVIDENCE, RI.- Las principales autoridades del Departamento de Policía y el Comisionado de Seguridad de Providence, conjuntamente con los organizadores del Festival Dominicano y concejales en diferentes distritos de aquí, reafirmaron su compromiso con la preservación de la seguridad ciudadana en el marco de la celebración de este evento artístico y cultural, que atrae cada año a miles de personas hacia la Broad Street, de esta ciudad, y sus inmediaciones.

En una convocatoria de prensa realizada en exclusiva con Acontecer Latino, y encabezada por el jefe de la Policía, coronel Hugh Clements, Jr.; el comisionado de Seguridad, Steven Pare; y la presidenta de Quisqueya En Acción, Marilyn Cepeda, las citadas instituciones expresaron su confianza en que las recientes medidas adoptadas en virtud de las cuales se amplía el horario de operación de los negocios en la Broad Street, el día del festival, resulten en beneficio para todos los involucrados.

Durante la reunión, realizada en las instalaciones de Aqua Lounge, de la Broad Street, en Providence, las autoridades enfatizaron en que la disposición de limitar el horario y la operación de negocios, así como del tráfico a través de esa vía durante la celebración de los festivales dominicano y puertorriqueño, obedeció a una cuestión de seguridad, en vista de los numerosos incidentes –con saldos de muertos y heridos- que se produjeron en años anteriores.

Además de Clements, Pare y Cepeda, en el encuentro estuvieron presentes el subjefe de la Policía, Thomas Verdi; el mayor Oscar Pérez, el capitán Robert Lepre; y los concejales Mary K. Harris y Luis Aponte, este último ex presidente del Concejo Municipal de Providence.

Todos coincidieron en señalar que la decisión de acortar el horario de los negocios de la Broad y de mantener cerradas las tiendas de expendio de bebidas alcohólicas no fue arbitraria, sino producto de la necesidad de ejercer un mayor control en la zona.

“Antes de esta medida, esta zona era un caos. Llegaban miles de personas de todas partes y tomaban la calle. Era una situación que se tornaba incontrolable”, dijeron Clement y Verdi, señalando que llegaron a necesitar cerca de 70 oficiales solo para resguardar la seguridad en esta calle y que el despliegue de hombres y equipos suponía para la Policía de Providence más de 30,000 dólares de su presupuesto.

“En una ocasión hubo un individuo que sacó una AK 47. ¡Eran horribles esos días! Yy no era solo en el festival dominicano. También en el puertorriqueño. Hubo que tomar una decisión drástica, y no se hizo por imposición. La mayoría estuvo de acuerdo en que era necesario hacerlo”, recordó el concejal Aponte.

Por su parte, la presidenta de Quisqueya En Acción destacó el apoyo brindado por la Policía de Providence en el mantenimiento de la seguridad en torno al Festival Dominicano. “La Policía siempre ha trabajado con nosotros y ha sido paciente. Tenemos gente civilizada y otras, no tanto. La logística se hace de manera planificada. El festival es un gran evento que hemos mantenido por 30 años. Esto no es acerca de los dominicanos, de los puertorriqueños o de los negocios. Es acerca de seguridad pública. La policía tiene esa responsabilidad”.

Apoyo de comerciantes

El empresario César Ventura  dijo estar de acuerdo con la medida adoptada por el Departamento de Policía y el Comisionado de Seguridad de Providence de cerrar los clubes y discotecas de la Broad Street, durante la celebración del Festival Dominicano. “Yo que he tenido tantos años trabajando en este medio estoy consciente de que es necesario cerrar. Hemos dejado de ganar dinero, pero la seguridad es lo más importante. Desde que se adoptó la medida, la violencia se ha reducido considerablemente”.

Por otro lado, el encargado de Central Liquor, Freddy Núñez, manifestó que no está seguro de si los desórdenes y la violencia en la Broad Street el día del festival tienen que ver con que las tiendas que venden bebidas alcohólicas estén abiertas. No obstante refirió que acata la medida pensando en el bien común, aunque consideró que no es justo que solo los negocios de la referida calle cierren cuando existen otros, en zonas aledañas, que expenden bebidas. “Creo que debería ser una medida generalizada para todos los clubes, bares y liquor del vecindario. Si las personas no encuentran la bebida en la Broad, se van a la otra calle a comprarla y regresan”, precisó.