ACONTECER LATINO

Monday, Jul 24th

Ultima actualizacion:01:54:34 AM GMT

Estas en: Locales > Entrevistas > Representante Ramón Pérez: “Yo no soy un pervertido”

Representante Ramón Pérez: “Yo no soy un pervertido”

Imprimir PDF

state house-rp

PROVIDENCE, RI.- El representante estatal Ramón Pérez pidió una disculpa pública e insistió en que se trató de “un error” la distribución por parte de su oficina de un documento copiado de Internet en el cual se incluían referencias a varias páginas de pornografía.

Pérez dijo que desde hace cuatro días ha vivido “un infierno”, que no come ni duerme bien, y que su familia también está adolorida por los comentarios y especulaciones que esta situación ha generado.

“No soy ningún pervertido para buscar cosas indebidas; de que fue inadecuado, lo acepto, y por eso me he disculpado, pero todo se trata de un error”, enfatizó Pérez, tras asegurar que una tercera persona, a petición suya, le envió una captura de pantalla de un artículo publicado en Internet sobre un caso en Puerto Rico que guarda relación con una propuesta de ley que él sometió a la Cámara de Representantes.

“Me mandaron esa foto y yo se la mandé a mi secretaria para que me la imprima. Yo vi las hojas pero no me fijé en más detalles. Ahora yo pienso y veo todo lo que pasó y me pregunto cómo fue que no chequee esa hoja”, dijo Pérez, en conversación telefónica con Acontecer Latino.

El representante estatal se quejó del manejo que se ha dado al tema, asegurando que lo han condenado sin darle el beneficio de la duda, en parte que porque es un oficial electo, y en parte porque es de origen latino.

“Me han juzgado, me han ‘guindado´, sin darme el chance. La ley dice que eres inocente hasta que se demuestre lo contrario; pero con los oficiales electos es al revés”, expresó Pérez.

El legislador aclaró que este caso “no envuelve nada ilegal, solo inapropiado”, y que ha aprendido la lección de ser más cuidadoso para el futuro.

“Me disculpo con los votantes de mi distrito y con cada persona que se haya ofendido”, manifestó Pérez, quien concluyó diciendo: “El problema de hoy es que la gente juzga muy rápido y olvida muy lento”.