ACONTECER LATINO

Thursday, Aug 17th

Ultima actualizacion:08:35:47 AM GMT

Estas en: Negocios > Todo sobre negocios > Sindy y Andry Matos, propietarias de Pila de Moda: Tras los pasos de su padre

Sindy y Andry Matos, propietarias de Pila de Moda: Tras los pasos de su padre

Imprimir PDF

negocio pila moda 1

PROVIDENCE, RI.- “Lo que se hereda no se hurta”, adagio que va como anillo al dedo entre las hermanas Sindy y Andry Matos, dos jóvenes empresarias dominicanas, que siguiendo los pasos de su padre Gerardo Matos, tomaron las riendas de la tienda de ropa "Pila de Moda".

Tras varios años al frente de la boutique, Gerardo decidió retornar a la República Dominicana y establecer una franquicia de la tienda en Santiago de los Caballeros.

Tomar la decisión no fue fácil para Sindy y Andry, quienes dejaron atrás una vida, ya establecida,- una vivía en Nueva Jersey (Sindy) y la otra en la República Dominicana (Andry)-, para radicarse en Rhode Island y continuar al frente de la tienda, ubicada en el 993 Broad Street, en el sur de Providence.

La forma de ser de las hermanas, muy diferentes la una a la otra, no ha sido en lo absoluto contraproducente para llevar con éxito lo heredado de su padre; todo lo contrario, juntas han conformado la mancuerna perfecta para mantener la estabilidad y el crecimiento paulatino de la tienda de ropa "Pila de Moda".

Aunque el punto comercial era una realidad y contaba con una significativa clientela, las hermanas Matos aseguran que en los inicios no fue fácil mantener el ritmo y cumplir con las exigencias a las que estaban acostumbrados los clientes de su padre, sumándose a ello, el compromiso de no defraudar a su progenitor quien le había confiado su patrimonio comercial.

"No fue fácil porque ya se había regado que papi no estaba al frente de la tienda y se había ido a Santiago. Pero poco a poco todo fuimos retomando el norte y las cosas regresaron a la normalidad”, señalan Andry y Sindy. “Hicimos surtidos nuevos, unificamos ambos locales, y hoy día, ya tenemos seis años sirviendo exitosamente a nuestros clientes en Pila de Moda", agregaron las hermanas y socias.

No tener un sueldo para sí misma, trabajar horas extras, y enfrentar la delincuencia, de la que una vez fueron víctimas por un joven al que Andry no dudo un segundo en perseguir al salir del negocio, tras sorprenderlo robando mercancía, son solo algunas de las dificultades y sacrificios que han enfrentado estas dos jóvenes empresarias, manteniéndose firmes en un único propósito, la estabilidad de Pila de Moda y continuar brindando a sus clientes el producto que buscan desde un simple calzado, atuendo o el más sofisticado accesorio.

Sobre la competencia, Andry y Sindy dicen no es algo que les preocupe y afirman que sus distribuidores no son los mismos que surten las tiendas de los grandes centros comerciales en el estado de Rhode Island.

Inicios de la tienda

Pila de Moda nació en el 2007 por iniciativa del empresario dominicano Gerardo Matos, mejor conocido como Gerard. El nombre del negocio surge de las expresiones de los visitantes a la tienda que se inició en la sala de la casa donde vivía Gerard.

En aquel entonces, los clientes de la improvisada boutique, donde había todo tipo de ropa y calzados, exclamaban: “Aquí hay pila de moda". Así nació el nombre de la tienda, y en el 2011, Gerardo Matos decide regresar a su país y cede el negocio a sus dos hijas, Andry y Sindy, quienes hoy por hoy han sabido responder con responsabilidad a la confianza que su padre les profesó al entregarle el negocio.

Las chicas trabajan hombro con hombro, día y noche, 24/7, y cuentan con el apoyo de sus fieles empleados, Lizandra Estévez y Celio Núñez.

Metas

Entre sus metas, Sindy planea expandir sus conocimientos empresariales, estableciendo otros negocios pero con ventas de artículos o productos diferentes. En el caso de Andry su sueño es comprar una casa, siguiendo los pasos de su hermana y socia.

Sin importar qué tan difícil haya sido y cuanto más necesiten aprender, tanto Sindy como Andry aconsejan a la comunidad inmigrante y especialmente a las mujeres, “no tener miedo, ser arriesgado y lanzarse detrás de sus sueños. No pierdas tu propósito u objetivo porque esa es la clave para triunfar en el mundo empresarial o cualquier otro campo”.