ACONTECER LATINO

Friday, May 26th

Ultima actualizacion:05:15:33 AM GMT

Estas en: Negocios > Todo sobre negocios > Aroldo Morales y Lucía Chacón: Las almas de Lucia's Mexican Restaurant

Aroldo Morales y Lucía Chacón: Las almas de Lucia's Mexican Restaurant

Imprimir PDF

alt

PROVIDENCE, RI.- Los esposos Aroldo Morales y Lucia Chacón, ambos guatemaltecos, han luchado sin descanso para lograr el éxito en este país al frente de su negocio Lucía’s Mexican Restaurant, ubicado en el 154 Atwells Avenue, en Federal Hill. La pareja ha sacrificado lo indecible para sacar a flote su patrimonio, y su tesoro más preciado, sus hijos, han sufrido las consecuencias del viacrucis de los inicios del restaurante, que a pesar de las adversidades y la discriminación se ha ganado el respeto y la aceptación del barrio italiano.   

Hoy, a cinco años de que su antiguo propietario le entregara las llaves del establecimiento en gratitud por su lealtad y trabajo desinteresado, Aroldo y Lucia se preguntan si el esfuerzo ha valido la pena.   

“Claro que sí”, responde ella. “Nunca nos hemos arrepentido de todo lo que hemos pasado en este lugar. Ha sido un largo camino, pero lo que importa es que lo logramos y seguimos aquí, luchando para mantener las puertas abiertas”, señala Lucía.   

Al igual que su esposa, Aroldo asegura que los sacrificios han tenido su recompensa. “Hoy a pesar de las largas horas de trabajo, desvelos y el cansancio, seguimos trabajando, ofreciendo un servicio de calidad a nuestros clientes hispanos. Aquí estamos después de cinco años con nuestra frente en alto, luchando por nuestros sueños y el futuro de nuestros hijos”. 

¿Cuál ha sido el secreto del éxito? Unidad, trabajo al cien por ciento, responsabilidad, buen servicio y sobre todo, no olvidarse de sus orígenes, de dónde venimos y quienes somos. Estos han sido los puntos claves que los esposos Lucía Chacón y Aroldo Morales han puesto en práctica para lograr alcanzar el sueño americano en el país de las grandes oportunidades.   

Los inicios   

Aroldo no es un chef profesional. Su vocación de cocinero es innata. “Yo trabajaba puliendo oro y plata en una factoría, y por las noches lavaba platos en un restaurante. Luego empecé a picar verduras y vegetales, y así aprendí a cocinar comida italiana y mexicana” recuerda de sus inicios, primero en On The Border en Warwick y luego en Café Longo, el establecimiento del que hoy es propietario y que le cedió un italiano quien fuera su jefe y anterior dueño.   

Lucía vino muy joven desde Guatemala y aunque se había graduado de Secretaria Bilingüe en su país, se enfocó en perfeccionar el idioma inglés y estudiar una carrera técnica para abrirse paso en los Estados Unidos, el país que se convertiría en su nuevo hogar.    

“Me inscribí en Genesis Center para estudiar inglés y allí también hice un curso de cocina. Además me registré para sacar mi licencia de CNA y tiempo después ingresé al Rhode Island College para obtener un certificado de asistente de enfermera”, recuerda Lucía, al tiempo que aduce que “nunca ejercí ninguna de esas profesiones”.   

Años más tarde, el destino los uniría para juntos enfrentar toda clase de obstáculos al frente de un restaurante italiano, que les permitió descubrir el grado de discriminación  que existe contra los latinos en esta ciudad. Pero no se han dejado vencer y en tiempos en que nadie pensó que un negocio propiedad de hispanos podría subsistir en un enclave comercial dominado por italianos, ellos han demostrado que sí se puede.

alt   

Y es que al tomar las riendas del restaurante, Aroldo inicio los trámites para el cambio de nombre del establecimiento, el cual en lo adelante se llamaría Ristorante Lucia. “Tenía mucha ilusión con el nuevo nombre, todo estaba listo para la apertura, pero no contaba con que la clientela, en su mayoría italiana, se iba a alejar cuando vieran que quien estaba al frente era un hispano”.   

Sin dinero, con un negocio vacio y el peso del cansancio acuestas, pero por insistencia de su esposa, Aroldo decidió empezar de cero y se decidieron  a operar un cambio radical en todo el restaurante. Ahora se llamaría Lucía’s Mexican Restaurant y su menú principal sería de comida mexicana y latina.   

Sí se puede   

En esa nueva etapa, el restaurante solo contaba con dos empleados, Aroldo y Lucía. Ellos se encargaban de todo en el negocio. Un lustro después, el establecimiento cuenta con una empleomanía de 15 personas, incluido su pequeño hijo de 10 años edad quien se ha convertido en la atracción artística del restaurante por su talento para el canto.   

Paradójicamente Chacón y Morales son oriundos de Guatemala, su negocio es mexicano pero su mayor clientela es dominicana, esto reafirma su lema de que no son un restaurante para un país sino para todos los hispanos.   

En su extenso y exquisito menú, resalta la especialidad de la casa, conocida como Picadera Lucilla o Yola que encanta a los dominicanos (canoa llena de mariscos, carnes, papas o tostones). Pero hay platos para todos los gustos y nacionalidades. La Sopa de gallina, comida tradicional de Guatemala; el Trío Molcajete, muy degustado por los mexicanos, y el seviche para el paladar de ecuatorianos y peruanos que visitan el restaurante.   

Lucía y Aroldo sostienen que el cliente es lo más importante y por eso siempre mantienen una comida fresca con ingredientes de primera, poniendo especial interés en los mariscos que son muy solicitados por la mayoría de los comensales que los visitan.