ACONTECER LATINO

Tuesday, Apr 25th

Ultima actualizacion:11:02:33 PM GMT

Estas en: Locales > Noticias > Ana Quezada: "Quiero ver a más latinos participando"

Ana Quezada: "Quiero ver a más latinos participando"

Imprimir PDF

AQ

PROVIDENCE, RI.-  Lograr que los latinos asuman un rol más activo en la vida política de Rhode Island, es una de las principales aspiraciones de la senadora estatal por el Distrito 2 de Providence, Ana Quezada, quien se lamenta de que la comunidad hispana –y de minorías, en general- no posea pleno conocimiento del poder que tiene para incidir en la aprobación o rechazo de las leyes sometidas en el congreso. Quezada dijo que su mayor deseo es ver a más latinos prepararse y aspirar para ocupar cargos electivos. También sostuvo que está convencida de que es un error decir que los líderes no se hacen. “Creo que hay personas que nacen con ciertas virtudes, todos tenemos una. Pero a veces es suficiente con que alguien te tome de la mano, te diga tú puedes, y te dé una oportunidad”.

La senadora habló al respecto en una entrevista exclusiva con Acontecer latino. A continuación, los detalles:

Acontecer Latino (AL): Usando la misma pregunta que fue eslogan de su campaña, ¿quién es Ana Q?

Ana Quezada (AQ): Yo defino a Ana Quezada como madre, esposa, una persona común y corriente que sabe lo que es vivir por un sueldo. Yo no me gradué de Harvard, ni de Brown. Yo soy una persona del pueblo, y eso es lo que determina mi conexión con la gente, que ven en mí a alguien similar a ellos. Yo sé lo que es dejar de pagar la luz, y que te la corten, por tener que pagar el colegio a mis hijas. Soy un ser humano al que le importa lo que pasa en su comunidad, una madre preocupada por sus hijos. No soy abogada, ahora es que estoy en la universidad terminando un título, como trabajadora social. Siempre quise terminar una carrera, pero por una cosa u otra, no lo pude hacer.

AL: ¿Cómo llegó a la política?

AQ: Me mude a Rhode Island, desde New York, en los 90 y al principio del 2000 me empecé a involucrar en la comunidad. En la política empecé ayudando a León Tejada. A mí quien me motivó primero fue John MacCauley, un anglosajón, que era el representante del área donde compramos nuestra primera casa, en Smith Hill, antes de mudarnos a este distrito. Él me puso como parte de su comité y yo salí a tocar puertas por él. Después me consiguió un trabajo en la ciudad de Providence, y un día me dijo que le gustaría que yo fuera representante.

AL: ¿Usted tenía experiencia en estas lides?

AQ: Nunca me han gustado las injusticias, creo que eso tiene que ver en lo que hago con la política. No tienes que ser político para ser un activista o pelear por tu comunidad. !Uno ve tantas cosas! pero cuando uno quiere lograr un cambio, tiene que ser parte de ese cambio. A mí me dijeron que no cuando pedí ayuda, ahí yo vi otra cara. Fueron dos blancos los primeros que me apoyaron.  Si algo tengo en la vida es ser agradecida. Yo les agradezco que hoy yo estoy en la política, porque ellos me respaldaron, me ayudaron, me enseñaron, cuando los latinos venían a tocar la puerta en contra de uno, no a favor.

AL: ¿Cómo ve la participación de la mujer en los estamentos de poder?

AQ: Ha cambiado mucho, si nos ponemos a mirar que tenemos la primera gobernadora, la primera secretaria de estado, como diez senadoras -que antes eran solo dos-, muchas mujeres representantes, una jefa de la policía estatal, y estuvimos cerca de tener una mujer presidente. Nos falta un largo camino por recorrer. El rol ha cambiado, pero todavía hay que darle justicia a la mujer en lo que se refiere al pago.

AL: ¿Alguna vez se ha sentido discriminada por ser mujer o de minorías?

AQ: Yo siempre he creído que si otro puede, yo puedo. Creo que las limitaciones se las pone uno mismo. Yo admiro mucho a mi mamá,  porque ella crió siete hijos, sola, con muchísimas limitaciones, pero nunca se dio por vencida. Ella nos enseñó que todo lo que quieres lograr lo puedes hacer, siempre y cuando te lo propongas. Me emociona mucho esto, porque si recuerdas todo lo que viviste, y todo lo que pasaste para estar donde estás...venir de un campo, un barrio muy pobre, en San Cristóbal…ver todas las necesidades que vivimos y las  cosas que hemos logrado.

AL: Hoy día es la primera latina senadora estatal en RI, ¿cómo se siente al respecto?

AQ: Me siento muy bien, porque al principio nadie creía que yo iba a ganar.

AL: Y usted, ¿siempre supo que ganaría?

AQ: Yo sé que, cuando corrimos dos años atrás, Ramón Pérez y yo, sacamos más votos que el senador. Tú puedes mirar el rechazo de un político, cuando alguien vota en contra de ellos. Cuando Ramón Pérez y yo corrimos la primera vez, nosotros calculamos los votos que sacamos. Técnicamente, el senador perdió, y yo sabía que había una posibilidad de ganarle. Ahí yo me di cuenta que, con una buena campaña, se podía ganar. Nosotros no nos sentamos a esperar. Al otro día seguimos la campaña por dos años consecutivos. Laura Rodríguez me ayudó mucho. Trabajé con las personas mayores, ya muchos me conocían, porque yo toqué muchas puertas en el 2009. Me impactó ver cómo viven las personas de la tercera edad. Hay una gran necesidad y he ayudado a muchos de ellos llenándoles los papeles de ciudadanía, porque no calificaban para recibir beneficios. Yo compré votos de cariño, de atención, y todavía cada vez que ellos tienen problemas, me llaman. Yo estaba corriendo contra una persona que tenía 14 años en la posición, con el respaldo de todas las uniones, de todo el que tenía poder.

AL: ¿De cuáles comités forma parte usted en el Senado?

AQ: Cuando empiezas en estas funciones, te preguntan cuáles son tus intereses. Cuando me preguntaron, yo dije que la educación, porque estoy convencida de que la educación es la llave para un futuro mejor. Me dieron eso y me dieron comercio, esos son los dos comités en los que estoy en el Senado.

AL: En la educación, ¿qué aspectos se deben mejorar?

AQ: En las escuelas de Providence tenemos una situación con las clases de ESL. La mayoría de los niños refugiados los están dejando enrolar en Providence, por la sencilla razón de que muchos de ellos vienen de países en donde no se habla inglés, y Providence es una de las localidades donde viven más latinos y de las pocas que tienen más programas bilingües. El año pasado, por primera vez, el estado le dio fondos a la ciudad para programas de ESL. Creo que fueron 200 mil dólares, no estoy segura, pero no es suficiente. Quiero asegurarme de que eso no sea una sola vez, porque no tenemos el personal ni los recursos para el problema que está teniendo Providence con las clases bilingües.

AL: ¿Cuáles cambios planea impulsar en el comercio?

AQ:  En el área de comercio empezamos con el problema de los comerciantes latinos. Creo que la falta de educación es lo primero. Hay muchos programas a través de los cuales ellos pueden mejorar sus negocios, hacerlos crecer, pero ellos no los conocen. Yo quisiera que esa información y los recursos lleguen a esa comunidad, sobre todo a los comerciantes minoritarios. Yo sometí un proyecto, el 169, cuyo objetivo es cambiar el concepto “at will” que funciona en Rhode Island, (según el cual un empleador puede despedir a un empleado de manera unilateral). A través de los años he visto injusticias de gente que pierde su trabajo solo porque a los dueños les da la gana. Como políticos, es nuestra responsabilidad proteger al trabajador. He encontrado mucho apoyo y les pido a los miembros de la comunidad que llamen a los representantes de su área y les hablen sobre este proyecto.

AL: ¿Cree usted que la comunidad hispana está educada sobre su incidencia en las leyes que se pasan en las cámaras?

AQ:  No, no lo está, y esto es algo que tenemos que mejorar. Tiene mucho que ver en cómo nos criamos en nuestros países. En Latinoamérica no tenemos eso, de estar llamando a nuestros diputados y senadores. No sabemos el poder que tenemos cada vez que llamamos, no solo a los locales, sino también a los que están en Washington. ¿Tú sabes las llamadas y los e-mails que yo recibo de americanos, dándome las gracias porque firmé un proyecto en el que ellos están de acuerdo? ¡Son cientos! y ninguno son de hispanos.

AL: ¿Cuál es su mayor aspiración para esta comunidad?

AQ:  Ver a más latinos involucrados en la política, que dejemos esa mentalidad que traemos de que, para ayudar a alguien, nos tienen que dar algo a cambio; que nos eduquemos más en las cosas que pasan en nuestra comunidad. La política nos afecta a todos. Desde la luz hasta la renta que pagamos, la escuela a la que van nuestros hijos, cómo están las carreteras, qué tan sucio está nuestro vecindario. Quisiera que corramos más, que dejemos el miedo. Quiero ver a más latinos participando, involucrándose.