ACONTECER LATINO

Friday, May 26th

Ultima actualizacion:05:15:33 AM GMT

Estas en: Locales > Noticias > Impacto jurídico y económico de las licencias para indocumentados

Impacto jurídico y económico de las licencias para indocumentados

Imprimir PDF

alt

PROVIDENCE, RI.- El Latino Policy Institute (LPI), entidad de estudios e investigación con base en la Universidad Roger Williams, presentó un análisis que sugiere la conveniencia de otorgar el privilegio de una licencia de conducir a los inmigrantes indocumentados, por considerar que la medida tendría un impacto positivo en la seguridad pública y las finanzas del estado.

“Otorgar licencias de conducir a indocumentados contribuiría a tener carreteras más seguras y, potencialmente, mejores oportunidades económicas”, señala el estudio, en el que también se recomienda recabar datos que arrojen cifras reales sobre la cantidad de residentes aquí sin un estatus migratorio válido, ya que las cifras disponibles son estimaciones.

El estudio “A Legal and Policy Analysis of Driver’s Licenses  of Undocumented Residents”, dado a conocer este jueves 5 de diciembre, plantea también la necesidad de desarrollar una campaña de educación a este respecto. Dicha campaña “propiciaría una discusión acerca de los y pro y contra de otorgar el privilegio de conducir a inmigrantes indocumentados; y ayudaría a disipar el miedo y la duda entre los potenciales beneficiarios, lo que se traduciría en un número mayor de solicitantes”. Una lista clara de requisitos y criterios de elegibilidad son fundamentales para una implementación efectiva de esta medida, agrega. Más del estudio Elaborado por los profesores Deborah González, Peter Margulies J., y el investigador Alejandro Tirado-Alcaraz, aborda varios aspectos asociados al tema, como son los seguros de autos, la seguridad pública, la economía y el impacto en las finanzas fiscales de Rhode Island.

En Rhode Island hay más de 30,000 inmigrantes indocumentados, de acuerdo con estudios realizados por Pew Research Center y la firma Warren and Warren.

El tema se ha estado discutiendo en la Asamblea Legislativa estatal desde hace varios años. En el 2013, el senador Frank Ciccone sometió diferentes propuestas de ley para establecer un sistema de licencias de conducir para indocumentados, ninguna de las cuales otorga estatus legal a estos inmigrantes, ya que solo el gobierno federal tiene esa potestad. Las principales razones para otorgar privilegio de conducir a inmigrantes indocumentados están fundamentadas en incrementar la seguridad pública y crear un impacto favorable a la economía del estado.

Durante los pasados tres años, nueve estados, el Distrito de Columbia y Puerto Rico han aprobado legislaciones en este sentido. Los nueve estados son: California, Colorado, Connecticut, Delaware, Hawaii, Illinois, Maryland, Nevada, y Vermont. Los estados de Nuevo México, Utah y Washington también proveen este beneficio y lo han estado haciendo desde 1993, en algunos casos. Tennessee, Maine y Oregon, lo han hecho, también, en el pasado. En Tenesse la medida se aplicó desde el 2001 hasta el 2006, Maine lo hizo del  2005 al2007. Estos estados adoptaron medidas que oscilan entre lo indulgente, lo moderado y lo estricto para asegurar la identidad de los solicitantes. Mientras en Nuevo México solo se requiere presentar una forma de identificación cualquiera que tenga una numeración, en el Distrito de Columbia se exige un pasaporte, carta consular o un acta de nacimiento original, en tanto que Delaware, Utah y California además de documentos originales, exigen huellas digitales. Esto último hace que muchos se sientan atemorizados de solicitar el documento, refiere el estudio del LPI.

En cuanto al impacto en los seguros para autos, el estudio pudo determinar que Nuevo México y Utah tuvieron reducciones considerables en el porcentaje de conductores sin seguro. Rhode Island ha sido consistente como el estado en Nueva Inglaterra con el más alto porcentaje de conductores no asegurados y uno de los diez más altos en el país.

La investigación tuvo hallazgos importantes también en cuanto al impacto en los accidentes de tránsito. “Cuando comparamos los accidentes fatales en todos los estados, con y sin restricciones para solicitantes de licencias de conducir, hemos encontrado que un largo porcentaje de inmigrantes indocumentados están asociados a menos fatalidades de tránsito. Lo que es incluso más revelador es que los estados que permiten las licencias a indocumentados tienen en promedio menos fatalidades que los que exigen presencia legal o un número de Seguro Social válido”, señala.

“Uno de los malentendidos acerca de inmigrantes en general y de indocumentados, en particular, es que ellos representan un costo social porque tienen acceso a programas del gobierno y no pagan impuestos. En realidad, este uno de muchos mitos porque los programas del gobierno están dirigidos a ciudadanos de los Estados Unidos y a residentes permanentes, lo que hace inelegibles a los inmigrantes indocumentados, incluso a los que pagan impuestos”, señala el estudio. Añade que es relevante determinar cuál es la contribución de estos inmigrantes a la economía por medio del pago de impuestos. El gobierno federal permite a los indocumentados pagar impuestos desde el año 1996, sin embargo, el IRS solo tiene datos disponibles en este sentido durante el periodo comprendido entre 2000 y 2013.

(Foto: El Diario)