ACONTECER LATINO

Monday, Jul 24th

Ultima actualizacion:01:54:34 AM GMT

Estas en: Negocios > Todo sobre negocios > Fredy Cardoza “No soy exitoso, estoy bendecido”

Fredy Cardoza “No soy exitoso, estoy bendecido”

Imprimir PDF

alt

JOHNSTON, RI.- Ni en el más remoto de sus sueños Fredy Cardoza imaginó que su travesía, cruzando fronteras desde Guatemala, México y Estados Unidos, lo llevarían a convertirse en el propietario de un próspero negocio de arreglos y decoraciones en flores, el cual lleva en el mercado más de medio siglo, y en el que trabajó recogiendo la basura.

La historia de Fredy, propietario de Towne House Flowers, ubicada en una exclusiva zona comercial en el 2555 Hartford Avenue en Johnston, aunque increíble, es real, y a pesar de que su vida ha estado matizada por grandes sacrificios, trabajo arduo y muchos desafíos, el inmigrante guatemalteco dice sentirse “más que exitoso, bendecido y feliz por todo lo que Dios me ha regalado en esta vida”.

De sus inicios recuerda que llegó a Rhode Island en el 2001, luego de haber sido arrestado por agentes de inmigración al cruzar la frontera de Estados Unidos.

El empresario cuenta a ACONTECER LATINO que su primer empleo fue lavando platos en un restaurante y sembrando plantas para ventas al detalle en un ‘greenhouse’. Dos años después, manifiesta, entró a trabajar en Towne House Flowers, que por aquel entonces era propiedad de un italiano.

alt

“Llegué en el 2003 a este trabajo y a pesar de no hablar nada de inglés ni tener documentos, me contrataron. Mi función era recoger la basura, limpiar las plantas y mantener la compañía ordenada”. Pero la suerte de Fredy Cardoza, quien comparte responsabilidades y la dirección del negocio con su esposa Crystal, cambió de súbito un buen día, gracias a una propuesta que le hiciera el dueño de Towne House Flowers.

“El me tomó mucho cariño. Me trataba como a un hijo y me enseñó todo acerca de este negocio. Aprendí a hacer arreglos de flores, a tratar con los clientes, manejar la administración de la tienda y a negociar con suplidores”, resalta.

Sorpresas que te da la vida. Luego de seis años de ser un empleado más, Fredy se convertiría en el propietario de la floristería, cuando “en el verano del 2010, él (dueño) ofreció venderme el negocio. Acepté y él continuó trabajando para mí por cinco años, enseñándome todo lo que sabía. El me entregó el patrimonio que había construido toda su vida, y le estaré inmensamente agradecido por la oportunidad”.

Y es que la vida de Cardoza es un testimonio fehaciente de que con tenacidad y entrega, los sueños sí se cumplen, por lo que exhorta a la comunidad latina en el estado, y especialmente a sus paisanos guatemaltecos, “a no dejar pasar las oportunidades que te da la vida, ya que uno nunca sabe de dónde vendrán las bendiciones. Esto ha sido un logro muy grande para mi, nunca lo hubiera imaginado”, concluyó Fredy emocionado, mientras sus ojos se pasean por los rincones finamente decorados con flores de su compañía, Towne House Flowers Inc.

FOTO: Fredy Cardoza junto a su esposa Crystal, propietarios de Towne House Flowers en Johnston, Rhode Island. (Foto Acontecer Latino)