ACONTECER LATINO

Monday, Aug 21st

Ultima actualizacion:02:28:54 AM GMT

Estas en: Autos > Tips > Que no debe faltar en su carro

Que no debe faltar en su carro

Imprimir PDF

altEs inevitable: Los autos se rompen. De hecho, la Asociación de Automóviles de América (Automobile Association of America -AAA-), la organización de auxilio en el camino más grande del país, recibe cada año de entre 29 y 30 millones de llamadas de conductores estancados en todas las autopistas y carreteras de Estados Unidos.

Mientras que la mayoría de los inconvenientes puede solucionarse sin mucho problema (AAA asegura que 3 de cada 5 llamadas de asistencia son solucionadas en el mismo lugar sin necesidad de remolque), algunos son más complicados porque no hay ayuda cercana o el taller está ‘’cerrado por la noche’’.

El tiempo de espera del auxilio en estas situaciones varía ampliamente dependiendo de dónde estés, las condiciones climáticas y el estado del camino. Por eso en la ruta es importante seguir el lema de los Niños Exploradores: ¡Siempre listo! Arma un kit de emergencia para la carretera y llévalo siempre contigo.

Para quienes prefieren saltearse el concienzudo proceso de armar su propio kit, el mercado está lleno de kits de seguridad pre-armados. Los fabricantes ya pensaron todo por ti, pero la mayoría está pensada para volver rápido al camino. En definitiva, son buenas bases que luego deberías personalizar.

Por ejemplo, un kit de Justin Case incluye linterna, dos baterías D-cell, una manta de polyester, un poncho de emergencia, un compresor de aire de 12 voltios, 12 pies de cables, 12 pies de soga de remolque, dos cuerdas elásticas, una multi-herramienta inoxidable, un par de guantes de látex, cinta adhesiva y un botiquín de primeros auxilios de 54 piezas.

Algunos de estos kits vienen con más herramientas, otros con más suministros médicos, otros apuntan al invierno y otros están pensados para supervivencia. Los precios van de $30 a $85.

La mejor forma de estar seguro de que tienes todo lo que necesitas en caso de quedarte en el camino es crear tu propio kit. El primer paso es elegir un bolso o maletín. Sería bueno que coloques velcro en la base para evitar que se deslice dentro de la cajuela.

Lo mejor de armar tu propio kit es que puedes ajustarlo a tus propias necesidades, tomando en cuenta la cantidad de personas que hay en tu familia, el clima de tu región y tus habilidades mecánicas. Sería bueno también que tengas un kit para el conductor y uno secundario con elementos para la familia. El kit secundario puede ser empacado con el resto del equipaje cuando sales de viaje con tu familia.

Ya sea que estés tratando de volver a la ruta después de un pinchazo o intentando sobrevivir una noche a la intemperie porque tu transmisión se rompió en el medio de la nada, hay algunos elementos que pueden hacer que cualquier emergencia sea tolerable, o al menos sobre vivible.

Los dos primeros son fáciles. En el caso de que en tus venas no corra grasa ni puedas desarmar un motor con los ojos cerrados, deberías llevar contigo un conjunto de herramientas básicas y una guía sencilla para reparar automóviles. Estos elementos probablemente hagan que quedarte al costado de la carretera se vuelva un problema menor y te conduzcan pronto a un taller más equipado para solucionar el desbarajuste.

alt

Los siguientes elementos pueden hacer la diferencia entre algunas horas molestas lejos de la civilización y que los pasajeros empiecen a pensar en recetas de carne humana mientras esperan que llegue el auxilio.

Probablemente, tener fruta fresca y carne no sea ideal para almacenar por mucho tiempo, pero las barras de cereales podrían proveer la ingesta calórica necesaria para mantener tu fuerza y que el hambre no te vuelva loco. Las barras de entrenamiento de alto nivel calórico traen entre 200 y 400 calorías y están un poco por debajo de una ración de comida de emergencia pero proveen energía por largo rato.

Lo mínimo es una o dos cajas de tus barras de cereales favoritas para necesidades de corto plazo. Recuerda que los elementos no perecederos envueltos individualmente durarán más.

El agua es esencial para la supervivencia. La decisión aquí es cuánto llevar: ¿Algunas botellas de litro o un bidón familiar de 2,5 galones? El espacio es el factor limitante. La frescura también es importante. Por eso, cada tanto cambia el agua y la comida. Puedes agendarte para hacerlo trimestralmente, en los equinoccios y solsticios, o dos veces al año, en año nuevo y el 4 de Julio.

Te puedes arreglar con una linterna convencional de baterías o conseguir un dispositivo especial para emergencias que no requiera de baterías. Estas luces utilizan energía kinética que se carga con una manija o agitándolas.

Muchos de estos productos son multifunción, con radios, luces intermitentes, sirenas de alerta, martillos para romper vidrios y cortaplumas para cortar cinturones de seguridad, así como cargadores para celulares. Si sales a la ruta con la linterna convencional, recuerda cambiar las baterías cada vez que cambies el agua y la comida.

Las baterías agotadas son una de las razones principales que dejan a los conductores al costado de la ruta. En equipamiento para resucitar tu batería, hay dos opciones: cables de corriente o una caja de carga portátil. La caja elimina la necesidad de otro vehículo pero es mucho más grande y pesada que los cables. Las cajas llevan una batería adentro que se recarga con corriente hogareña y viene con cables para conectar a la batería de tu auto.

Algunos vehículos nuevos traen incorporado de fábrica un kit básico ya instalado, pero existen muchas soluciones para vehículos más viejos. Los conductores tienen que considerar qué tipo de suministros de primeros auxilios deben llevar, más allá de bandas adhesivas y aspirinas. Apósitos esterilizados, vendas no adhesivas de 4 por 4 pulgadas, gasa, ungüento antibacteriano, jeringa irrigadora y un bolso impermeable son un buen comienzo.

Primero y principal, asegúrate de que tu vehículo tiene una rueda de repuesto en condiciones, un gato que funciona y un gancho de arrastre que encaje. Si tienes tornillos para ajustar las ruedas, no olvides llevar siempre la llave para desajustarlos. Estos elementos completan un kit básico, algo que podría reparar una manguera suelta o pegar un cinturón de seguridad roto, pero recuerda que no estamos hablando de cambiar toda la transmisión al costado de la carretera.

Tienes que estar siempre listo para sacar tu encendedor si es necesario. La mayoría de nosotros no tiene las habilidades de los participantes de los programas de TV de supervivencia, por lo que hacer fuego por nuestros propios medios probablemente no esté en nuestro repertorio.

Llevar un simple encendedor de butano aumentará tus chances de supervivencia si tienes que pasar una noche a la intemperie. No prendas velas dentro de tu auto, el riesgo de incendio o envenenamiento por monóxido de carbono es alto. Además, si estás equipado, no necesitarás una vela para iluminar ni para generar calor.

Una soga de remolque puede sacarte de un apuro en un abrir y cerrar de ojos. Requiere de un compañero voluntarioso (un vehículo capaz de remolcarte), pero su potencial para salvarte de un problema grave hace que valga la pena incluirla en tu kit de emergencias.