ACONTECER LATINO

Wednesday, Feb 22nd

Ultima actualizacion:04:48:56 AM GMT

Estas en: Mi Salud > Noticias > Prevención y cura para pies secos y agrietados

Prevención y cura para pies secos y agrietados

Imprimir PDF

altLlega el final de una larga jornada de trabajo  y al quitarte los zapatos notas tus pies secos y agrietados; no sólo los sientes con escamas y dolorosos, sino que también parece que has estado caminando sobre hojas de afeitar.
No importa qué tan duros y crueles estén tus pies actualmente, esto no tiene por qué ser así­ siempre. Hay cinco pasos que puedes seguir para aprender a curarte los pies secos y agrietados, y evitar la sequedad en el futuro.

Tratamiento

El primer paso para el tratamiento en el hogar es lavar o remojar tus pies todos los días con agua tibia y un jabón suave, también puedes agregar un producto hidratante para los pies, los cuales hay de diferentes marcas.

Sin embargo, si prefieres utilizar los elementos de la cocina, puedes mezclar una taza de miel con 4 litros  de agua y colocar los pies de 10 a 15 minutos en remojo, esto puede mejorar drásticamente la humedad en la piel.

La miel también es un antiséptico natural y es una cura segura para la piel agrietada o lastimada, luego pásate una piedra pómez, pero  ten cuidado de no utilizarla con demasiada fuerza en los pies agrietados, ya que los puede empeorar lastimándolos más.

En segundo lugar, tendrás que secarte muy bien los pies, presta mucha atención a la piel de entre los dedos, si esta zona no se seca adecuadamente, puede crear un caldo de cultivo para las bacterias, provocándote hongos o una infección.

A continuación, aplícate una crema, loción o ungüento para los pies. Existen muchas lociones humectantes disponibles, tales como las de vitamina E, las de manteca de karité, las de aloe vera y muchas más. Estas variedades suelen ser muy útiles para las pieles secas, pero no para las pieles gravemente secas, para estos casos lo mejor es que acudas a un profesional para que te pueda recomendar una crema específica. Otra manera de ayudar a nutrir la piel es con  glicerina y proteger la piel con parafina, estos ingredientes ayudan a calmar, hidratar y reparar el tejido de la piel de los pies.

Remedio casero

También hay remedios caseros que puedes utilizar y son muy efectivos; por ejemplo, loción para bebés mezclada con aceite de menta y eucalipto. Esta combinación  suaviza, cura y refresca, dejando un rico aroma. Otras cremas hidratantes naturales incluyen el aceite de almendras, aceite de aguacate, aceite de jojoba y leche de coco.

El cuarto paso requiere que utilices únicamente calcetines de algodón y blancos. El algodón ayuda a combatir la humedad mientras que el material incoloro impide que los tintes te irriten la piel.

Muchas mujeres optan por ponerse los calcetines al acostarse para conservar mejor el calor durante la noche y de esta manera el hidrátate penetra más, actuando mejor. Si lo pruebas notarás que al levantarte tus pies están mucho más suaves.

Por último, asegúrate de revisar tus pies todos los días. Vigila las grietas o ampollas que puedas tener y trátalas lo antes posible. Mantener los pies limpios y aplicarte crema hidratante todos los días es una excelente manera de cuidarlos.

También puedes asegurar la salud de tus pies manteniendo una dieta rica en vitamina A, que promueve la salud de la piel. Los alimentos tales como zanahorias, batatas, col, espinaca y calabaza son fuentes excelentes de esta vitamina.

Además de los alimentos que comes y  la cantidad de agua que bebes es importante también. Beber de seis a ocho vasos de agua puede ayudar a mantener tu piel, suave y sutil bien hidratado.

Ten en cuenta que las principales causas de la piel seca o xerosis (como se conoce en términos médicos) es a menudo la deshidratación, la deficiencia de vitamina A o la diabetes. (Fuente: Tentaciones Femeninas)